María Jesús Álvarez

Informe preparado por César Da Col

“Ilustrar es soñar despierto y aparecer en el mundo imaginado; conversar con las musas que unas veces se muestran reticentes y otras de lo más animadas. Ilustrar significa interpretar. Es la posibilidad de dar forma a las letras leídas en un texto; es poder plasmar aquello que vamos viendo a medida que leemos. Es leer palabras con líneas y colores.”

María Jesús Álvarez nació el 23 de agosto de 1971 en la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fe, Argentina), y actualmente vive y trabaja en Buenos Aires. Es ilustradora -miembro del Foro de Ilustradores/Argentina– y diseñadora gráfica.

Estudió dibujo en el taller de Julián Usandizaga y pintura con Rodolfo Perassi. También se capacitó con Istvansch, Bo Iversen y Helena Homs. Luego de un paso previo por el estudio rosarino Animatoons, realizó un curso de animación con muñequitos de plastilina con Rodolfo Pastor, en Barcelona. Y fue justamente en Cataluña donde comenzó a visitar editoriales y a dedicarse de lleno a la ilustración. Pero su pasión por el arte y los libros nació mucho antes, cuando era chica: “Estoy rodeada de libros desde que tengo uso de razón. Mis padres siempre compraron libros y heredé por completo el fanatismo. Primero fueron libros infantiles, luego de diseño, luego de literatura en general (con preferencia por los clásicos), y después los de historia (desde el inicio de la humanidad, con el afán de darle orden al mundo ¡comenzando con los caldeos y asirios!), luego vinieron los de arte y artistas, ¡y hoy estoy con los infantiles de nuevo!”

“Cuando era chica -continúa María Jesús- me fascinó la saga (palabra moderna) de Mujercitas, de la colección Billiken; Bilembambudín de Elsa Bornemann con ilustraciones de Guido Bruveris me hizo soñar hasta el infinito; El tobogán de Silvina Ocampo con ilustraciones de Beatriz Bolster; La cigüeña agradecida de Ana Herring (la edición es de 1976 y tiene ilustraciones extraordinarias de corte japonés, aunque no aparece el ilustrador). Siempre me atrajo la forma y admiré el dibujo en todas sus dimensiones, exponentes indiscutibles de esto son Carlos Alonso, Klimt, Egon Schiele, William Blake… Cuando voy a algún museo o exposición busco primero los dibujos, los bocetos, luego me dirijo hacia la pintura. Siempre me gustó la deformación de la figura de los neofigurativos; la fuerza de Bacon, la excelencia de Ingres, la emoción de Siqueiros, la línea de Dalí, la luz de Georges De la Tour…”

María Jesús Álvarez ha trabajado para varias editoriales de Argentina (Edebé, Santillana, Homosapiens, Puerto de Palos, Veredit) y del exterior: Santillana (Puerto Rico y Miami), Aparicio Distributors Inc (Puerto Rico), Anab (Panamá). Y también para las revistas La Valijita, First, Beglam y Enseñar.

Se pueden ver más obras de María Jesús Álvarez en su web personal (www.mariajesus.com.ar) y en sus dos blogs (www.mariajesusalvarez.blogspot.com y www.yisuss.blogspot.com). Para contactarse con la ilustradora hay que escribir a mariajalvarez@hotmail.com.


Así trabajo

por María Jesús Álvarez

Recibo un texto.

Me preparo la primera taza de café (¡Este es el comienzo del fin!). Coloco música, y miro de reojo a las musas sin decir palabra, las estoy invitando a que vayan bajando como quieran… en forma ordenada, agolpándose todas juntas… como quieran, no me fijo en el modo, ¡sí en que bajen!

Me dispongo. Leo el texto y a medida que lo hago van apareciendo imágenes, escenas, colores, sin definir pero con atmósfera. Rápidamente tomo papeles y mi lápiz negro HB. Comienzo a bocetar para definir al personaje principal. Hago cantidad de bocetos hasta que me conformen. En caso de que se trate de un tema histórico o donde se necesiten datos precisos, me documento. Busco información en las librerías de libros usados y en Internet. Busco fotos antiguas del Cabildo o uniformes de la época de San Martín… o la forma del oso pardo (diferente del oso polar)… huellas de pato… la forma de una salamandra… o un mosquito…

Cuando pienso en los fondos, pruebo con distintos puntos de vista. Y voy descubriendo cómo quiero que se vea la escena. El boceto a entregar a la editorial o a quien me pide el trabajo, es enviado en forma “terminada” (no apenas “esbozado”), así no quedan dudas de cómo va a ser el trabajo final.

Una vez aprobado el boceto, comienzo con el color. Calco el boceto en una hoja buena y especial para poder pintarla. El primer dia pinto las superficies grandes y los fondos. Luego pinto los detalles y finalmente defino con los lápices de colores, sombreando y cubriendo. El último toque es con el lápiz negro HB y 2B. A veces, si la ilustración tiene mucho lápiz le coloco fijador de pelo, para que no se mueva el grafito.

Y allí ya está el dibujo terminado, ¡recién horneadito!.

Generalmente trabajo con tintas y lápices de colores. Pero también me encanta el collage. He realizado collage digital y el collage propiamente dicho.

Recuerdo una vez que necesitaba un montón de texturas y estampados para hacer un libro, escanée toda la ropa de mi hermana y los elementos que encontré en la cocina: tabla de madera, bandeja de paja, repasadores…¡no se salvó nada!

Cuando termino el dibujo, lo contemplo extasiada. Una vez pregunté a una profesora de Bellas Artes por qué cuando uno terminaba un trabajo le dejaba de gustar al instante. Y ella me respondió: “porque has consumido la obra mientras la hacías”. Y he descubierto que después de consumida viene de nuevo el enamoramiento.


Obras de María Jesús Álvarez


Inédito. Para tesis de Bellas Artes.


Inédito. Para tesis de Bellas Artes.


“I´am proud of my past”. Editorial Alfaguara. Miami, 2007.


“Las manchas de Daniela”. Aparicio Distributors Inc. Puerto Rico, 2007.


“La fiesta de las Tortillas”. Editorial Alfaguara. Miami, 2006.


Ilustración para un artículo sobre el Quijote en la revista First. Buenos Aires, 2005.


“Las manos en la masa”. Editorial Edebé. Buenos Aires, 2004.


“Náufragos y Piratas”. Homo Sapiens Ediciones. Rosario, 2005.


Inédito.


Inédito.